martes, septiembre 28, 2004

La ultima pelicula excepcional que he visto I


The Fog of War, dirigida por Errol Morris, 1993.

sábado, septiembre 25, 2004

Futurama II


Mandé pedir un montón de libros a Amazon.com. De entre mis nuevas adquisisciones está The TWA Terminal un delgado volúmen lleno de fotografías sobre uno de los edificios más espectaculares de los sesentas, la terminal de Trans World Airlines en el aereopuerto JFK de Nueva York.

The TWA Terminal y New York 1960 (que encontré por azar vagabundeando en la biblioteca del Tecnológico de Monterrey) definitivamente son mis libros de arquitectura favoritos.

jueves, septiembre 16, 2004

Unos "hipervínculos" sobre sociólogos


'Excuse Me. May I Have Your Seat?' publicado en el New York Times, es un interesante artículo sobre uno de los experimentos de Stanley Milgram, un sociólogo norteamericano que se dedicó a explorar las reglas no escritas de las comunidades.


En Apple Trailers acaban de subir el corto de la película Kinsey, sobre la vida de Alfred Kinsey, el controvertido biólogo y sociólogo accidental, que condujo las primeras investigaciones sobre el estado real de la sexualidad, en la década de los cincuentas. Se ve bastante buena.

Etiquetas:

miércoles, septiembre 15, 2004

Para ser franco no se necesita ser francés

Con motivo de su cumpleaños le mando un fuerte abrazo y una felicitación al Sr. Pablo Boullosa, eminencia de las letras mexicanas, imitador (en sus ratos de ocio) de Stanley Kowalski, y conductor de Domingo 7 (Canal 13 cada domingo a las 9 hrs) y La Dichosa Palabra (Canal 22 cada sábado a las 21 hrs). Programas culturales ampliamente recomendados y totalmente adictivos.

Pablo "mantiene" una página personal que aunque ya tiene tiempo de no actualizar contiene varias perlitas como su diario de un colaboracionista de la televisión cultural:
Qué día. Increíblemente, todo va viento en popa. Es muy posible que pronto conduzca mi programa de tele, realizando así una de las metas en la vida que jamás me propuse.

martes, septiembre 14, 2004

Juzgando libros por su portada II [Pulp Fiction]


domingo, septiembre 12, 2004

Un pequeño Bradburyismo


A veces a los escritores les gusta incluír citas relacionadas con el tema de sus novelas al principio de sus libros. Ultimamente me estoy acordando con frecuencia de la cita inicial de Fahrenheit 451, que me gusta por su cualidad subversiva:

If they give you ruled paper, write the other way. / Si te dan hojas rayadas*, escribe en sentido contrario. - Juan Ramón Jiménez

*Hojas rayadas en el sentido de rayas y cuadrícula.

viernes, septiembre 10, 2004

Sueños de 8 Bits


A mediados de este año tuve la oportunidad de lanzarme a Nueva York con el único y expreso propósito de visitar la Whitney Biennial, una exposición que el Whitney Museum organiza cada dos años para mostrar lo mejor del arte moderno de Estados Unidos.

Fué una exposición magnífica, e inclusive los periódicos neoyorkinos como el Village Voice que se deleitan en criticar lo mal que se organizan esos eventos (haganse de cuenta la cobertura previa a Atenas 2004) unanimamente la calificaron como la mejor en muchos años.

Yo quedé inmensamente satisfecho de haber ido pues esas exposiciones si algo hacen es revolverte la cabeza y darte nuevas ideas y maneras de ver y sentir. Una persona que entra a una exposición de ese tamaño y calidad, si le pone algo de esfuerzo nunca será la misma que la que sale, así que bien vale el gasto.


De todos los artistas que expusieron creo que mi favorito fué Cory Arcangel quien utiliza videojuegos hackeados de Atari y Nintendo en instalaciones y presentaciones musicales. Me atrajo además el hecho de que una persona de mi misma edad ya estuviera exhibiendo en una exposición tan importante como esa.

La instalación en este caso era un cartucho de Super Mario Brothers que había sido alterado para eliminar todos los objetos excepto una serie de nubes blancas y un fondo azul. El juego era proyectado sobre una pared en un cuarto cerrado mientras dulces notas de la típica música primitiva de Nintendo fluía de los altavoces.


Una idea muy simple creo yo y hasta cierto punto incomprensible para alguien que no sea de la generación que creció con las consolas de Atari a X-Box. Porque lo que Arcangel logra despertar en esa pieza, son los perversos y evocadores cielos azules de nuestra juventud. Sí Turner y Gainsborough pintaban los paisajes que les tocaron vivir, Arcangel hace lo mismo. Y lo alenta y simplifica permitíendonos revivir la tranquilidad de la formas que los viejos juegos ofrecían, formas que los nuevos panoramas de silicón son incapaces de producir.

El trabajo de Arcangel además tiene un aspecto que disfruto mucho en varios artistas contemporáneos, el retomar y examinar los productos culturales del pasado y nuestras reacciones a él, mediante la transformación - desprendiendo sus conotaciones comerciales y su contexto original.

A principios de año leí por azar Lucky Wander Boy, una novela sobre un muchacho obsesionado con los videojuegos de su infancia, que trata temas similares. ¿En qué momento la nostalgia, se convierte en necrofilia? Se las recomiendo a los interesados por el tema.

Liga: Sitio oficial de Cory Arcangel, donde se pueden bajar los roms y mp3 de sus instalaciones

martes, septiembre 07, 2004

Londres ciudad de museos



Cuando tenía 7 años mis papás me llevaron a Londres. Fue la edad perfecta para ir pues a los 7 uno no entiende nada, pero retiene todo; y es fecha que son unas de las vacaciones más memorables de mi vida. Tan memorables que he vuelto varias veces y siempre regresando a casi todos los lugares a los que fuimos en 1985.

La semana pasada intentando explicarle a Carlos Sánchez por que me gusta tanto la ciudad, acabé dándole este tour virtual:

Londres tiene los museos bélicos más padres del mundo, empezando por el Imperial War Museum establecido en un antiguo manicomio, con sus dos grandes cañones a la entrada. En su interior uno puede ver una Bomba Atómica desarmada, una simulación de una trinchera de la primera guerra mundial, y todo tipo de aviones, tanques y submarinos.

El IWM también administra el HMS Belfast, un barco de la Segunda Guerra Mundial atracado en el Támesis al que uno puede entrar a casi todos los niveles y tocar todo; así como los Cabinet War Rooms, el búnker que utilizó Winston Churchill para protegerse de los bombardeos alemanes.

En Londres todavía quedan vestigios de los cráteres que dejaron los V2 en algunos edificios, como es el caso del Victoria & Albert Museum, una espléndida construcción del siglo XIX, que muestra colecciones de objetos de la vida cotidiana como vestidos, vajillas y muebles. Tiene además una colección sensacional de copias y falsificaciones como el David de Miguel Angel y la Columna de Trajano.

El V&A se encuentra en el barrio de South Kensington, en una calle (Exhibition Road) que en dos cuadras alberga el Natural History Museum (zoología, botánica y mineraología) The Science Museum (matemáticas, mecánica, física), la sala de conciertos Royal Albert Hall y la universidad Imperial College donde estudió su maestría mi señor padre y en cuyos dormitorios me hospedé en alguna vacación. Es muy divertido ir los veranos y ver las filas de niños y niñas agarrados de la mano en cadena, cruzando de un museo a otro.

Para museos de arte está el National Gallery, que contiene la colección más importante de arte antiguo en Inglaterra. Es una especie de Louvre pero en chiquito (mucho más manejable que la bestia parisina) y tiene la ventaja de ser gratuito, por lo que es recomendado regresar varias veces para verlo con calma. Tiene dos de mis cuadros favoritos: Una alegoría con Venus y Cupido de Bronzino, un cuadro manierista cargadísimo de simbolismo, y el retrato Madame Moitessier, de Jean-Auguste Dominique Ingres. No se que tendrá este segundo cuadro, la pose muy entrona de la señora, los colores del vestido, o ciertos enigmas de la producción de la obra, pero me he masado horas frente a él hipnotizado por su belleza.

A la vuelta del National Gallery, pegadito, frente a la iglesia St. Martin in the Fields (cuya orquesta se especializa en música de Mozart) se encuentra el muy sui géneris National Portrait Gallery que cuenta la historia de Inglaterra, a través de los retratos de sus figuras públicas.

El British Museum, donde los ingleses guardaron todo lo que saquearon de sus colonias, incluye la Piedra Rosetta con la que lograron descifrar los jeroglíficos de los antiguos egipcios, y la otra mitad del Partenón, la que no se quedó en Grecia. En la antigua biblioteca del museo Karl Marx (que está enterrado en Londres por cierto) escribió El Capital.

A la vuelta del BM hay una tienda de comics muy agradable, aunque no le gana a Forbidden Planet, una de las tiendas más grandes de comics y ciencia ficción del mundo.

Otros museos:

Tate Modern (el museo de arte moderno por excelencia en la ciudad, ubicado en una vieja planta de energía eléctrica.

El meridiano de Greenwich, un parque y un observatorio donde se marca la latitud 0 y donde se comienza a medir el día planetario.

El museo de Sherlock Holmes, ubicado en 221b Bakerstreet naturalmente.

El Museo Sigmund Freud donde viviera sus últimos años el psiquiatra austriaco.

Uy, y casi se me olvidan: Museum of the Moving Image (sobre cine), Design Museum (diseño), London Transport Museum (vehículos)

sábado, septiembre 04, 2004

¡Santo Victor Hugo Batman!

Definitivamente uno aprende las cosas más raras navegando la red. Estaba buscando la historia de los premios Hugo en wikipedia, cuando me topé con la biografía de Victor Hugo. Y resulta que el autor francés es el tercer espíritu guiador o santo de la religión vietnamita de Cao Dai practicada por entre 7 y 8 millones de personas en el mundo.

En español llamaríamos a su creador Ngo Van Chieu, un oficial del gobierno colonial francés (de esos tipos que tienen el teléfono rojo conectado directamente con Dios) el gran admirador de Los Miserables, pero creo que la palabra sajona es mejor: "fan", cuya etimología viene de fanático.

viernes, septiembre 03, 2004

Don't run, we come in peace...

Technorati Profile

eXTReMe Tracker